Jabón de invierno – celebración del solsticio de invierno

18 Dic

Se acerca el día del Solsticio de Invierno, la festividad celta de Yule.Los días son más cortos, las noches, más largas… La luz muere para resurgir, pue a partir del día 22, los días empezarán a crecer.

Para los celtas este día marca el renacimiento del Dios de la luz, que crecerá y se hará fuerte, convirtiéndose una vez más en el consorte de la Diosa para comenzar el nuevo ciclo. La semilla prenderá de nuevo en Beltane (1 de mayo).

Es una fiesta solar, dentro de la oscuridad, y de ahí el uso de luces, decoración brillante y llena de color… Para festejar el nacimiento de la luz. Las velas se encendían al ocaso para reanimar al Dios Sol cuando éste se extinguía para darle paso a la noche. La siguiente luna llena es la de más fuerza de todo el año.

Los árboles se decoran con esta luz, son seres sagrados para varias culturas (para los Druidas era el roble, para los egipcios la palma y para los romanos el pino). Decorar el árbol e intercambiar regalos eran costumbres ya desde muy antiguo. Se encendían troncos de árboles para dar luz y calor al alumbramiento, y de esta conexión con los árboles perdura la tradición del tronco de Navidad

El moderno Papá Noel es también una figura tomada del paganismo, poseedor de características propias de los dioses Cronos, Thor, Dagda y Odín. (No es extraño pensar que un Dios venga a visitarnos para entregarnos los dones de la abundancia para el año que ya inicia).

Con la invasión vikinga, el día del año nuevo se desplazó de Samhain (31 de octubre) a Yule (solsticio de invierno). Debido a su arraigo entre las gentes, el catolicismo tomó esta fecha para situar el nacimiento de su Cristo, luz para todos los hombres.

Nuestro jabón de invierno es suave y cuidadoso, para contrarrestar con los fríos del invierno y la oscuridad.

La cera, la miel, la manteca de cacao, la seda, contribuyen a esta suavidad y protección de la piel. El aceite de hipérico, los aceites esenciales de lavanda, salvia y manzanilla, y el extracto de hiedra son especialmente beneficiosos para la piel, ayudan con las irritaciones, heriditas, rojeces y manchas, y fortalecen los tejidos; y por último, la avena hace de ligero exfoliante, además de aportar nutrientes y minerales a la piel.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: