Mascarillas

5 Mar

mascarillaUna parte esencial del cuidado de la piel y del cabello son las mascarillas. Ayudan a limpiar,  desintoxicar y nutrir… la piel de todo nuestro cuerpo. Relajan los rasgos y atenúan las arrugar o marcas de expresión

Una mascarilla puede ser de varios tipos, y la mayoría se combinan. Veámoslas:img_2884 (Modificada)

  • Las limpiadoras, que extraen  en profundidad la suciedad de los poros
  • Las que nutren y suavizan la piel, aportando vitaminas y minerales, y ayudando a su elasticidad, relajación e hidratación
  • Las que estimulan las capas más profundas de la piel para que produzcan células sanas
  • Las frescas y suaves, que mejoran la circulación y limpian suavemente a nivel superficial. Ayudan a tensar la piel y son tan suaves, que permiten a la piel que respire durante su aplicación. Se pueden dejar más tiempo, pues no se acartonan ni tiran de la piel

imagesA mí me gusta usar las primeras y las últimas. La arcilla es el elemento estrella, pues limpia en profundidad atrayendo como un imán la suciedad y las toxinas que se van acumulando más profundamente. Además, aporta una gama de minerales esenciales para la salud de la piel (hierro, magnesio, zinc, calcio, sílice…). Las hay de diversos tipos, colores, unas son más fuertes (verde, gris), otras, más suaves (rosa, blanca o kaolín)…green_clay

Pero en mi opinión, TODAS son la base ideal para limpiar, nutrir y suavizar, combinadas con hierbas,  aceites esenciales y otros ingredientes naturales estupendos (avena, leche, aguas herbales…), incluso,images con il_570xN.150438509ingredientes fescos como el huevo, el yogur o la miel. Las combinaciones son infinitas, y podemos tener mascarillas más estándar, o mascarillas “a la carta”, para cada tipo de piel o cada momento.

Las mascarillas frescas son una delicia, pues están hechas a base de frutas, verduras y productos frescos como la leche, el yogur, zumos, aceites…, con texturas cremosas, untuosas y agradables. El problema ya lo habéis adivinado ¿no? Hay que hacerlafreshs y aplicarlas al momento. Si no, se oxidan y pierden sus propiedades, incluso se pudren si las dejamos un par de días o tres, aunque sea en la nevera…

¿Cómo aplicarlas? Pues limpiando bien la piel o maskel cabello (incluso exfoliando), aplicando con espátula, cepillo o los dedos (cuidado, en las faciales, evitar siempre el contorno de ojos), dejar actuar (las de arcilla, unos 15-20 minutos, cuando se acartonen y empecemos a sentir que quieren tirar; las frescas, todo el tiempo que nos apetezca o hasta que su color pierda brillo y consistencia), aclarar bien, con una esponjita o toallita, masajeando y después, tonificar e hidratasofar, si no es de la que lleva ya hidratación en su composición. Mientras la dejas puesta, el tratamiento se completa con un baño (el vapor favorece la absorción de nutrientes y la acción de los principios), o con reposo con música relajante.

No gesticules, comas ni fumes mientras la tienes puesta

Después de este rato sólo para ti, la piel quedará limpia, resplandeciente y suave y te sentirás muy bien, pues habrás producido endorfinas. Si la haces con alguna amiga, la terapia es más completa, jeje

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: