Aceite de hipérico, aceite de San Juan, aceite del solsticio

7 Jul

El hipérico es una planta que da mucho juego, y que ha sido protagonista de ritos y magias popMy beautiful pictureulares, así como de la botica a lo largo de los siglos. Su alegre flor amarilla está relacionada con el sol y sus energías. Si os fijáis, al coger una hojita y mirarla al trasluz, se ven como puntitos. Son los “saquitos” de aceite contenidos, altos en hipericina, una sustancia calmante que es la predominante. Se utiliza en infusiones, extracto o cápsulas para elevar el estado de ánimo y para estados depresivos. De hecho, si lo estás tomando, puede tener contraindicaciones con numerosos medicamentos generales, pero en especial, con ansiolíticos, calmantes, relajantes, antidepresivos… Así que ¡¡mucho cuidadito, y avisar siempre al médico o farmacéutico si vas a tomar algo más!!

También MUCHO CUIDADO CON EL SOL. eL HIPÉRICO EN TODAS SUS APLICACIONES ES FOTOSENSIBILIZANTE.  No debes exponerte al sol o luz intensa en las horas siguientes a su ingesta o aplicación como aceite, pues te expones a hacerte una quemadura que puede llegar a ser seria.

Otro uso importante es en aceite, el famoso aceite de hipérico o rubí, por su color rojo. Popularmente se relaciona con la sangre de San Juan.

Ya han pasado unos cuantos días desde el solsticio, pero  aún quedan plantas de hipérico floreciendo. No es la misma magia, peeroo…

Vamos a elaborar aceite de hipérico. Es un aceite estupendo para contusiones, quemaduras, enrojecimientos por el sol. heridas en general, regeneración de la piel…

Tradicionalmente, en el solsticio, o en la noche de San Juan (se le llama también hierba de san Juan y corazoncillo, entre otros nombres), se recogían las flores con algunas hojas para hacer este aceite.

Es muy fácil:My beautiful picture

1. Se llena un tarro de cierre hermético hasta arriba, presionando bien para que quepan más.

2. Se rellena el hueco con el aceite hasta arriba. Yo uso de oliva vírgen. Cada cual que elija, pero el de oliva es rico en vitamina E y estupendo para la piel. 

3. Se deja macerar en una ventana soleada durante 40 días con sus noches. Este paso se puede sustituír por tenerlo a fuego lento durante al menos 2 horas, sin que llegue a calentarse demasiado. No es la misma magia, pero vale si no se calienta mucho y termina del color que debe.

4. Colar con un colador de algodón o muselina y estrujar bien para que escurra todo el aceite impregnado de la planta. Almacenar en lugar fresco y oscuro.

Como véis en la foto, el color cambia totalmente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

<!- – br – ->
<!- – br – ->

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: