Archive | Nociones básicas RSS feed for this section

DEJAR DE USAR CHAMPÚ… ¡SÍÍÍÍ! Parte 2/2

27 Abr

Alternativas concretas

Vamos a lo que vamos. Opciones:

1. Para los que no pueden vivir sin espuma al lavarse el pelo…:

CHAMPÚ EN BARRA. (sí, ya sé, se trata de no usar champú, pero éste es simplemente un jabón). Consiste en un jabón hecho a base de aceites escogidos para cada tipo de pelo, con unas hierbas, aceites esenciales, añadidos naturales varios (seda,My beautiful picture algas, sal marina, henna…) que cuidan y aportan alguna ayuda al pelo del que se trate). Los podéis hacer vosotras mismas o comprarlos a algún artesano (dejo aquí los que hago yo, aunque no siempre tengo hechos). La cantidad de espuma dependerá del contenido en ácidos palmítico y láurico sobre todo de los aceites usados en su elaboración. Pero algo de espume siempre habrá, claro… Ésa ha sido mi opción durante muchos años, y actualmente siempre tengo una barrita en la bañera para de vez en cuando o para los viajes.

2. Otra opción es el MÉTODO O MOVIMIENTO NO-POO (es un juego de palabras en inglés : sham-poo por un lado y por otro: poo=mierda, caca; o sea “sin mierdas”, en inglés), que consiste en lavarte el pelo con bicarbonato y aclararlo con vinagre. El bicarbonato limpia, pero es alcalinizante, y puede resecar el pelo. Además, al aplicártelo en el cuero cabelludo, puedes hacer un ligero masaje para exfoliar. No conviene aplicarlo en las puntas. Éstas no necesitan tanta limpieza, con lo que escurre se arrastan las posibles suciedades.

Para equilibrar usamos vinagre, que es ácido; parece ser que el de manzana es el más apropiado, aunque con un vinagre normal vale. El olor desaparece enseguida. champc3ba-de-bicarbonato-copiaYo le he echado gotas de aceites esenciales y éstos sí que quedan, enriqueciendo el cabello y dando gustito olfativo (aromaterapia tb). Así se restablece el ph y no queda reseco. Para las que tenéis el pelo muy seco, podéis luego aplicar unas gotitas de aceite de medios a puntas y listo (mira este artículo del blog que escribí hace tiempo). ¡Bueno, bonito y barato! Y te lo adaptas a ti. Le echas tus aceites esenciales, tu aceite preferido… Sí que es necesario un ajuste de la cantidad de bicarbonato, no todos los pelos y cueros cabelludos necesitan la misma cantidad. Es cuestión de ir probando y encontrar tu fórmula única, personal, y adaptable a cada momento de tu vida, que no siempre estamos igual de sebosas o resecas…

Os dejo aquí un vídeo que lo explica muy requetebien y da unos cuantos consejos para el “mientras tanto”, pues el pelo tarda en desintoxicarse y encontrar su equilibrio, y puedes encontrarte con que tiene una pinta un poco espantosa. Pero hay que perseverar, el resultado merece la pena en cuanto a limpieza y ahorro (si te compras un paquete de bicarbonato de kg del Mercadona -o de donde sea, que no quiero hacer publicidad de nada-, como hago yo, y un vinagre, te dura un montón, y ¿cuánto te cuesta? )

k14134297Y para después un poquito de aceite, que puede ser de oliva, si no quieres lindezas tipo argán o jojoba que suben de precio… Hasta si le echas algún aceite esencial, echas cuentas y la cosa no tiene color en comparativa con los champús, acondicionadores, cremas, mascarillas, serums… Y además el aspecto es sano y bonito, cuando has pasado ese período de adaptación (que viene a ser un mes a base de coletas, pañuelos sombreritos…, depende de cada una)

Eso sí, viene bien tener una barrita de champú o un champú natural de verdad a mano para casos de urgencia en cuanto a tiempo (aunque esto tampoco te quita tanto, sólo entretiene un poquito más)

Yo lo probé una temporada y me costó la adaptación. Las dos primeras semanas parecía que estaba tan estupendo (era además cuando lo tenía aún largo), pero la tercera y la cuarta se puso horrible, un poco estropajoso o a veces con sensación de sucio o grasiento… Pero ahí que seguí como una valiente, hice mis ajustes en las cantidades y llegué al punto en el que era lo que usaba normalmente. Y nadie me miraba mal ni me decía que qué pelo tan horrible tenía (que las hay muy descaradas por ahí :-P) Estaba bien, tampoco era espectacular: limpio, sano y manejable

3. La tercera alternativa (supongo que habrá unas cuantas si estudiamos diferentes culturas y otras épocas…, ya tengo tarea para otro post ;-)) es UNA PIEDRA ARCILLOSA DEL ATLAS, LLAMADA RHASSOUL, GHASSOUL… (si has ido a Marruecos, Túnez, Argelia… la habrás visto en losIMG_20160408_170711 puestos) La mezclas con agua, en trozos o en polvo y la dejas que se deshaga. No hace falta ni remover, la arcilla va absorbiendo el agua y se infla solita. La consistencia ha de ser la de yogur cremoso. Yo uso 2 cucharadit as de 2ml (en la foto de abajo, dentro del bote) para mi pelo corto. Tarda unos 3 minutos en hacerse. Antes les puedes echar algún aceite esencial puro (en este caso, mejor que esté hecha polvo o grano) lo mezclas bien y le echas después el agua. El olor te dura en el pelo un par de días, lo deja en la almohada…
Te lo aplicas, que penetre bien, lo dejas unos segundos y aclaras. Te lo puedes aplicar una segunda vez si quieres, pero normalmente no hace falta.

También lo puedes mezclar con infusiones, hidrolatos o aceite si tienes el pelo muy seco (si lo tienes muy seco, seguro que la alimentación y el exceso de productos tienen algo que ver)
Es como una arcilla, tb se usa para la cara, cuerpo… como mascarilla. Y es estupenda. Yo es lo que uso ahora normalmente, salvo algún día que llevo prisa o que me meto en la ducha y se me ha olvidado hacer la mezclita y uso la barrita. IMG_20160408_170430Recomiendo tener un platito o pequeño recipiente en la bañera para que no te dé pereza. Y no necesito ningún acondicionador ni nada. Ni aceite siquiera. Se queda limpio, sedoso y brillante. Hasta suena al aclararlo (crik-crik). Si tienes el pelo seco o muy rizado, te puedes echar un poquito de aceite también de medios a puntas, pero prueba antes sin hacerlo, a ver qué pasa…

Ahora lo compro en una tienda de materia prima, pero me gusta más el que me traje de Túnez y otro que me regalaron, que lo trajeron de Marruecos. Venían los trozos de piedra, era como muy auténtico…

Lo que no sé es si este método necesita período de adaptación, yo venía del bicarbonato y de la barrita, y mi pelo estaba desintoxicado desde hace años ya… Las árabes lo usan en estos países y tienen unos pelazos negros y brillantes que encandilan…

4. El siguiente paso sería NO LAVARLO, ENJUAGARLO SIN MÁS como hacían nuestros antepasados, y alguna gente como comentaba en la primera parte (no hace falta estar calvo para hacerlo jeje). Yo aún no he llegado a ese estadio o necesidad. A lo mejor ahora, que tengo el pelo corto, me animo y lo pruebo, no sé… Me encantan los olores y disfruto mucho del momento “¿qué aceites esenciales elijo?” Si es por la tarde-noche, unos que me ayuden a dormir, si es por el día, uno que me energetice, si parece que tengo caspilla (suelo asociarla a los nervios), uno astringente, o simplemente: me apetece tal olor… Y cada día es como si usara un champú diferente

retrato

Mis antepasados con sus pelos limpios y bonitos

Animaros a probar algo de esto, ¡¡¡la revolución pacífica para una vida más sostenible a todos los niveles y libres de la tiranía de las compañías y los intereses consumistas está en marcha!!! Es cosa de tod@s…

Un abrazo fuerteee

¡Cuéntanos si has dejado de usar champú, y si has probado alguna alternativa, o si conoces otras!

¡Deja tu comentario!

DEJAR DE USAR CHAMPÚ… ¡SÍÍÍÍ! Parte 1/2

22 Abr

¿Por qué demonios iba yo a hacerlo?

¿A que suena fuerte? ¿Cuánt@s de vosotr@s lo haceis ya?

Pues se puede, y cada vez hay más gente que lo hace… yo misma por ejemplo. ¿Por qué hacerlo? Se me ocurren unos cuantos motivos: economía, higiene y salud, respeto al medio ambiente, revolución pacífica para recuperar la propia soberanía y dejar de estar sujeta a los intereses de grandes compañías que se hacen de oro haciéndonos necesitar sus productos, dejar de tener que lavarte el pelo un día sí y otro no (ése no es mi caso, pero sé de muchas que sí…)…

¿Nadie por ahí se ha preguntado cómo se lavaban el pelo antes? Porque tenían unas larguíiisimas cabelleras preciosas, limpias y lustrosas. De alguna manera tendrían que mantenerlas…

Lola Artot de Padilla

Lola Artot de Padilla

Vale, los cuadros de tiempos pasados los podían retocar los pintores, cual photoshop actual, no son fiables, (¿quién no tiene en mente la imagen de Sissi?) pero ¿y esas fotos de las mujeres de los años 10 y 20 del siglo XX con esas melenas o melenitas? ¿y en las culturas en las que no hay estos productos prefabricados químicamente, cómo mantienen sus pelos atractivos, sanos y limpios? Los champús actuales se empezaron a usar en los años 30-40. El jabón era un producto de lujo que sólo algunas familias adineradas se podían permitir, y ésas podían lavarse el pelo de vez en cuando con jabón. Con la Segunda Guerra Mundial, se produce una escasez de aceite, y se inventan los detergentes químicos, más baratos de producir. Éstos limpian por corrosión: no hay una atracción de sustancias, sino que se corroe ligeramente (o no tan ligeramente) la superficie a limpiar. De ahí que tengamos que utilizar tras el lavado

Louise Brooks

tantas cremas, leches hidratantes, mascarillas….: nos han quitado nuestra natural capa de aceite, la que genera nuestro organismo a modo de protección e hidratación. Estos detergentes se aplican como base a todo: jabón, champú, gel…, y están presentes en todos los productos comerciales de limpieza personal.

Ya sabéis mi gusto por lo natural y por lo hecho artesanalmente (a ser posible por mí, pues disfruto un montón “pocimenado”, jeje). Es que si te pones a leer una etiqueta de cualquier producto cosmético, te puedes caer para atrás: mil y un ingredientes, y unos cuantos que suenan a veneno puro, si es que eres capaz de pronunciarlos… hay muchos que hacen daño, que son disruptores hormonales, que resecan la piel, que son cancerígenos, que crean alergias e incluso sensibilidades químicas que te pueden hacer la vida insufrible… Eso sí, que hacen un producto con una consistencia estupenda, un color de la leche, un olor apabullante, una espuma abundante, una viscosidad exquisita… ¿pero es realmente necesario todo eso, que washing-hairestá encareciendo el producto, que está dañando el medio ambiente y que nos está haciendo daño y dependientes? Realmente, nos hemos acostumbrado a que cuanta más espuma, mejor limpia, pero no es así, cuanta más espuma de SLS, más irrita. Las alternativas espumantes naturales son el  SLSA – Sodium Lauryl Sulfoacetate, que se obtiene del aceite de coco o de palma, y es de molécula grande, al contrario del SLS, con lo cual, no traspasa la piel.

Y la tegobetaína, o betaína de coco. Ambas, usadas en poca cantidad y con cuidado, pues pueden resecar si nos pasamos.

Todos esos ingredientes mágicos lo que hacen es resecar el pelo y hacer que “necesitemos” otros productos como acondicionadores, cremas y demás productos que van sumando y sumando en nuestras economías y que empeoran el asunto. Se engrasa más, lo lavamos más, lo resecamos más, necesitamos “hidratarlo” más… y volvemos loco a nuestro engranaje corporal, que él solito se ajusta perfectamente (¿a que de pequeñas no os lavábais más que una vez por semana y el pelo estaba tan estupendo?). Si a esto le añadimos los hábitos alimentarios actuales, apaga y vámonos… esas comidas procesadas, llenas también de aditivos, conservantes y sustancias que hacen que por dentro nuestro pelo no se pueda nutrir y lavar peloautogestionar… De nada te sirve quitar lo que le echas por fuera si por dentro no hay sustancia, vamos… que hay que estar bella por dentro si quieres estarlo por fuera también.

Y desengáñate: el “pelo pantene” no existe. Es una quimera. Puro Photoshop…

Pero a lo que voy, que me enrollo con otras cosas… ¿Cómo se puede uno lavar el pelo sin champú? O mejor: ¿cómo puede uno dejar de lavarse el pelo sin parecer (ni ser) un guarro? Porque hay gente que no se lava el pelo y no le pasa nada: ni huele mal, ni está grasiento ni nada de nada… tiene un pelo estupendo y sano. Se lo enjuaga con agua y su cuero cabelludo hace el resto: ajusta la producción de sebo para que no se reseque ni quede grasiento. Así se lo lavaban nuestros antepasados, el que tenía más dinero, usaba agua de rosas. También es verdad que el ambiente en el que vivían no estaba tan contaminado, y el pelo no se ensuciaba tanto…

El cuero cabelludo produce sebo natural, para un perfecto funcionamiento corporal, que hidrata la piel y el pelo. Los animales tampoco se limpian con nada… se lamen y así quitan el sebo acumulado o el polvo que se le agarra en el día a día (no, no os voy a proponer lameros las cabezas unos a otros, jejeje). gatitos-lamiéndose_3932213Yo no he llegado a este nivel, pero pienso probarlo en algún momento.

En el siguiente artículo te comentaré tres alternativas que son las más seguidas y que yo misma he probado y sigo…

Mientras, para que reflexioneis un poco, os dejo unos datos sobre esos malvados ingredientes que pueblan nuestros productos más íntimos, en este caso, el champú.

(Fragmento de un artículo aparecido en la Revista Integral en 2005, escrito por Daniela Baum)
  1. Champúes
Dietanolamina (DEA).Es un detergente cuyo efecto cancerígeno está demostrado, así como el de otras sustancias similares como, como cocamide DEA, lauramide DEA o MEA y trietanolamina (TEA). Tras absorberse por la piel se acumula en los órganos, entre ellos el cerebro. Además, como residuo que contamina las aguas, es una amenaza para la vida animal.
Lauril sulfato de sodio. Es el ingrediente que provoca la tan deseada espuma. Aunque existan rumores de que se trata de una sustancia cancerígena, no es del todo cierto. Sí es verdad que al mezclarse con aminas también presentes en el champú pueden formarse nitrosaminas, y éstas sí resultan cancerígenas. Además puede resecar el pelo, provocar irritación en los ojos y reacciones alérgicas, así como pérdida de cabello.
      • Que haga mucha espuma no significa que limpien mejor. Los champúes que utilizan detergentes tensioactivos vegetales suaves son igualmente eficaces.
      • Los buenos geles de ducha naturales se pueden utilizar también como champúes.
      • No tiene sentido elegir champúes con vitaminas, pues éstas no pueden nutrir el cabello desde fuera. Algunos fabricantes las utilizan para prevenir la oxidación de las aminas.
      • Ingredientes naturales recomendados son aceite de jojoba, oliva y romero.
      • No es necesario lavarse el pelo todos los días, a no ser que se esté en un entorno muy sucio. Basta lavarse en días alternos.
  1. Web de la Red Ecoestética, donde te puedes descargar una guía de productos y la tarjeta de ingredientes con los no recomendados: http://www.ecoestetica.org/
  1. Enlace a una web donde tratan el tema http://www.ewg.org/skindeep/?type=INGREDIENT&id=11409
  2. Un copia y pega de una web que ahora no encuentro, pero que es muy clarito ¿será exagerado?…
Most chemicals used in shampoo have never been tested for safety or adequately assessed for safety by either the federal government or the manufacturers!
      • National Institute of Occupational Safety and Health Study:
      • 884 toxic chemicals in personal care products. 778 cause acute toxic affect
      • 146 of these chemicals can cause tumors
      • 314 can cause developmental abnormalities. (Dangerous for pregnant women)Most Shampoos contain Mineral Oil.  Mineral Oil is a byproduct of gasoline production. It can clog your pores and prevents your skin from eliminating toxins.  It can aggravate and/or cause acne and other skin disorders.
      • Mineral Oil
Alcohol, isopropyl (SD-40)
Alcohol dries your skin, and can irritate your scalp.  It kills just about everything, which gradually reduces your natural immunity to molds, bacteria, and viruses.  It’s derived from petroleum.  Alcohol can facilitate the absorption of other chemicals into your body. Isopropyl alcohol may cause headaches, flushing, dizziness, mental depression, nausea, vomiting, narcosis, anesthesia and coma. A fatal ingested dose is one ounce or less.
Artificial Colors

Color Pigments are made from coal tar, and can contain heavy metal that leave toxins in your scalp and skin. Many of these pigments are carcinogenic.
Plastics
Petroleum plastics, like Propylene glycol and butylene glycol act as wetting agents.  They can weaken cellular structure.  These are industrial-scale solvents.
Sulphates
Sodium lauryl sulfate (SLS) and sodium laureth sulfate (SLES) are detergents and surfactants that may pose serious health threats. They are used in car washes, garage floor cleaners and engine degreasers — and in 90 percent of personal care products that foam. Animals exposed to SLS experienced eye damage, depression, labored breathing, diarrhea, severe skin irritation and even death. Sodium lauryl sulfate has been blamed for many cases of premature hair loss. It takes hair longer to grow when affected by SLS. Exposure to SLS can lead to a burning sensation, coughing, wheezing, laryngitis, headache, nausea, and vomiting, according to the Material Safety Data Sheet (MSDS) of the U.S. government. SLS penetrates your eyes, brain, liver, and remains there long-term. It degenerates cell membranes because it is a mutagen that changes genetic information in your cells and damage your immune system. It can cause blindness (scientific studies have proven that this compound damages protein formation in the eye tissue) and can lead to cataract formation.

0shampoo<a href=”https://www.safecreative.org/userfeed/1604220229891&#8243; target=”f508c2f0-2e47-36f0-a02b-52fa190b392f”>Registrado en Safe Creative</a>

Aceite para el cabello (tipo serum)

13 May

¿Has pensado alguna vez qué llevan esos productos “mágicos” para  hidratar y acondicionar el cabello? Pues leyendo los ingredientes, podemos encontrar una gran cantidad de químicos y siliconas que sirven para conservar, dar textura, colorear, perfumar… el producto. ¿El resultado? se crea un efecto que lo que hace en el fondo es resecar y debilitar el pelo, y además algunos de ellos son potencialmente cancerígenos, disruptores hormonales…

aceitesLa buena noticia es que con ingredientes sencillos puedes tener tu pelo hidratado, nutrido y cuidado y el producto estrella es EL ACEITE. Las mujeres indias lucen largas cabelleras de pelo brillante, sano y sedoso, y no sólo las de las altas esferas sociales. Allí el uso del aceite para el pelo (y para la piel) es tradición milenaria.

¿Y qué es lo que consigue el aceite?: acondiciona, texturiza, protege (de los agentes ambientales, del calor del secador, planchas…), da brillo, doma el encrespamiento… Todo ello gracias a sus ácidos grasos esenciales, vitaminas y antioxidantes, que penetran en los folículos capilares. Cada vez más gente se pasa a lo natural, bueno, bonitcepillado pelo largoo y barato. Y sin sustos posteriores. Por eso las marcas comerciales lo están incluyendo en sus productos además de todo lo otro. Y es que le da un toque de sofisticación al asunto 😉

Lo podemos usar como mascarilla (otro capítulo) o como serum para medios y puntas. Líquido o en forma de bálsamo, utilizando alguna manteca como la de mango, especialmente buena para el cabello. Llevo usándolo bastante tiempo y la verdad es que estoy muy contenta del resultado.

Una mezcla de aceites especial para cada cabello (con el de argán como estrella), con una mezcla de aceites hair-oilsesenciales escogidos para cada caso o por placer, una  (sí, has leído bien:UNA, para pelo largo, dos, una para cada lado) gota en la plama de tu mano, extendida bien entre las dos palmas, y aplicada de medias a puntas, con especial atención a éstas, masajeándolas… y ¡voilá! adiós a esos carísimos y aparatosos productos que nos llenan el pelo de residuos químicos. Con el tiempo, notarás que el efecto del aceite se va acumulando , y si te lo limpias con un champú natural ,más. Tu pelo estará más suave, sedoso y sano.

Lo puedes usar todos los días si tienes el pelo muy seco, como serum, o tras lavártelo, como acondicionador y protector del cabello (además, acelera el secado, pues repele el agua del pelo)

Exfoliante facial ayurvédico: Ubtan

24 Mar

Un exfoliante facial debe ser tan delicado que se pueda usar todos los días. Su función es arrastrar impurezas y células muertas, estimulando a sí la circulación y dejando libres los poros. Se estimula así la producción de células nuevas, y la piel adquiere un lustre muy saludable.

Para el cutis no son nada recomendables los exfoliantes más duros como el azúcar o la sal, pero tampoco otros como las semillas de albaricoque o de amapola o siMy beautiful picturemilares.

La medicina milenaria de la India, el AYURVEDA, lleva siglos cuidando de la salud de mente cuerpo y espíritu a través de las plantas y de medios naturales y no destructivos para el organismo. Se trata de una medicina que trata al ser de una manera integral. ayurveda2

Como hablar sobre esta medicina sería muy extenso, me limito a comentaros su utilización de los UBTAN, los polvos vegetales para la exfoliación. En este caso, para la cara, pero también los utilizan para el cuerpo o como mascarilla.

Estos polvos son muy suaves, huelen de maravilla, calman piel y espíritu, y limpian la piel, dejándola radiante y suave. Se mezclan con un agua floral o mineral para formar una pastita, y se aplican mediante círculos y masajitos. Se dejan actuar unos segundos y se aclaran. Es un gustazo para los sentidos.

Éstos de la foto son relajantes y suavizantes. La lavanda y la manzanilla calman la mente acelerada y la piel también. Entre otras cosas más, llevan un poco de cúrcuma, que da un toquecillo amarillMy beautiful pictureo a la piel y la desinfecta y protegeñ El efecto desaparece al ratito. Y la piel queda frescay radiante.

Como llevo una tempordada floja de salud, pues me decidí a hacerme un ritual facial ayurvédico completo, como parte de la terapia y cuidados (en la foto véis los polvos, macarilla, agua de rosas… un placer), y la verdad es que deberíamos sacar tiempo para regalarnos estas cosas que nos traen bienestar a cuerpo y a mente…

<a href=”https://www.safecreative.org/userfeed/1604220229891&#8243; target=”f508c2f0-2e47-36f0-a02b-52fa190b392f”><img src=”https://resources.safecreative.org/userfeed/1604220229891/label/logo-72&#8243; style=”border:0;” alt=”Safe Creative #1604220229891″/></a>

Mascarillas

5 Mar

mascarillaUna parte esencial del cuidado de la piel y del cabello son las mascarillas. Ayudan a limpiar,  desintoxicar y nutrir… la piel de todo nuestro cuerpo. Relajan los rasgos y atenúan las arrugar o marcas de expresión

Una mascarilla puede ser de varios tipos, y la mayoría se combinan. Veámoslas:img_2884 (Modificada)

  • Las limpiadoras, que extraen  en profundidad la suciedad de los poros
  • Las que nutren y suavizan la piel, aportando vitaminas y minerales, y ayudando a su elasticidad, relajación e hidratación
  • Las que estimulan las capas más profundas de la piel para que produzcan células sanas
  • Las frescas y suaves, que mejoran la circulación y limpian suavemente a nivel superficial. Ayudan a tensar la piel y son tan suaves, que permiten a la piel que respire durante su aplicación. Se pueden dejar más tiempo, pues no se acartonan ni tiran de la piel

imagesA mí me gusta usar las primeras y las últimas. La arcilla es el elemento estrella, pues limpia en profundidad atrayendo como un imán la suciedad y las toxinas que se van acumulando más profundamente. Además, aporta una gama de minerales esenciales para la salud de la piel (hierro, magnesio, zinc, calcio, sílice…). Las hay de diversos tipos, colores, unas son más fuertes (verde, gris), otras, más suaves (rosa, blanca o kaolín)…green_clay

Pero en mi opinión, TODAS son la base ideal para limpiar, nutrir y suavizar, combinadas con hierbas,  aceites esenciales y otros ingredientes naturales estupendos (avena, leche, aguas herbales…), incluso,images con il_570xN.150438509ingredientes fescos como el huevo, el yogur o la miel. Las combinaciones son infinitas, y podemos tener mascarillas más estándar, o mascarillas “a la carta”, para cada tipo de piel o cada momento.

Las mascarillas frescas son una delicia, pues están hechas a base de frutas, verduras y productos frescos como la leche, el yogur, zumos, aceites…, con texturas cremosas, untuosas y agradables. El problema ya lo habéis adivinado ¿no? Hay que hacerlafreshs y aplicarlas al momento. Si no, se oxidan y pierden sus propiedades, incluso se pudren si las dejamos un par de días o tres, aunque sea en la nevera…

¿Cómo aplicarlas? Pues limpiando bien la piel o maskel cabello (incluso exfoliando), aplicando con espátula, cepillo o los dedos (cuidado, en las faciales, evitar siempre el contorno de ojos), dejar actuar (las de arcilla, unos 15-20 minutos, cuando se acartonen y empecemos a sentir que quieren tirar; las frescas, todo el tiempo que nos apetezca o hasta que su color pierda brillo y consistencia), aclarar bien, con una esponjita o toallita, masajeando y después, tonificar e hidratasofar, si no es de la que lleva ya hidratación en su composición. Mientras la dejas puesta, el tratamiento se completa con un baño (el vapor favorece la absorción de nutrientes y la acción de los principios), o con reposo con música relajante.

No gesticules, comas ni fumes mientras la tienes puesta

Después de este rato sólo para ti, la piel quedará limpia, resplandeciente y suave y te sentirás muy bien, pues habrás producido endorfinas. Si la haces con alguna amiga, la terapia es más completa, jeje

La exfoliación

13 Ene

My beautiful pictureLa exfoliación es parte del cuidado y belleza de nuestra piel. Con el tiempo, las células de la epidermis (capa más externa) que van muriendo, se van acumulando en la superficie de ésta. La piel entonces, respira con más dificultad y aparece más apagada y rugosa.

exfoliantesEsta es la función de la exfoliación: retirar dichas células, permitir que salgan a la superficie las células nuevas que la dermis está creando abajo, (dotadas de su capa lipídica, es decir, grasa producida por nosotros que protege nuestra piel de las agresiones externas) y “airear” la piel, además de dar un mejor aspecto y suavidad a ésta. Para esto, podemos utilizar exfoliantes químicos, la mayoría abrasivos, que, sí, quitan las células muertas, pero también esta capa protectora. además tenemos más probabilidades de generar alguna reacción, alergia o irritación.

O podemos usar exfoliantes naturales, que arrastran las células con suavidad y nos dejan la piel hidratada y suave (sal, azúcar principalmente, pero también semillas, arroz en polvo, aceituna en polvo, avena, piedra pómez, arena de playa…)

avenaDependiendo de nuestra piel y de la zona, debemos elegir exfoliantes más suaves o más intensos, pero ¡cuidado! sin pasarse, a pesar de utilizar exfoliantes naturales podemos “sobreexfoliar”, dejando la piel irritada, crear microheriditas o incluso dejar la dermis más a la superficie. En verano dejarías más vulnerable tu piel a daños  solares

NO TE HAGAS UNA EXFOLIACIÓN:

  • Si vas a tomar el sol después
  • Si te has hecho la cera recientemente
  • Si te has hecho una exfoliación hace menos de una semana
  • Si tienesw la piel irritada o un poco quemada por el sol